Educación basada en evidencias

¿Por qué hablamos de una educación guiada por la evidencia?

Uno de los principales motivos por los cuales creé este blog fue el interés que tenía (y tengo) por conocer más sobre cómo unir la investigación con la práctica educativa. Anteriormente, ya publiqué otras tres entradas al respecto sobre:

En esta entrada voy a comentar un documento que me pareció muy interesante sobre «La investigación traslacional en educación» . Este documento fue publicado por el Consejo Científico para la Educación Nacional de Francia, y ha sido escrito por Stanislas Dehaene y Elena Pasquinelli.  Dehaene en un congreso sobre neuroeducación el año 2021, destaca que hay tres palabras claves en esta organización: evaluar (el progreso de los niños), entrenar (a los profesores para que sean conscientes de los resultados de las investigaciones) y experimentación (para trasladar la teoría a la práctica). 

Este documento (acceso aquí) habla sobre la investigación “traslacional” en educación: ¿por qué y cómo? Para entender mejor este término “traslacional” (del inglés “traslational”)  podríamos decir que tiene su origen en la medicina y se utiliza con el fin de unir la teoría con la práctica, es decir, trasladar los resultados del laboratorio hasta  la cabecera o la cama del paciente. También ha sido definido como traducción del conocimiento (translational knowledge) o transferencia del conocimiento (knowledge transfer).

¿Cuál es el objetivo de esta investigación traslacional?

Tiene como objetivo proponer y evaluar soluciones a problemas concretos y que estas soluciones  se basen en la mejor evidencia posible. Alcanzar este objetivo no es una tarea sencilla. Sabemos que todos los que estamos en el ámbito educativo, nos encontramos con preguntas a las que probablemente no tenemos una sola respuesta. Por ejemplo, ¿cómo puedo personalizar mi enseñanza mientras los estudiantes realizan actividades grupales?, ¿cómo ayudar a los alumnos con más dificultades?, ¿cómo motivarlos sin dejar de apoyar a los estudiantes más avanzados?, etc. Obviamente no existe una solución única para cada una de las preguntas planteadas anteriormente. Sin embargo, sí existen unas leyes de aprendizaje. 

¿Cuáles son los aportes de la investigación traslacional en educación?

Según Dehaene y Pasquinelli, la investigación traslacional permite

  • Orientar la identificación de las necesidades de los alumnos
  • Ayudar al profesorado  a personalizar la enseñanza
  • Puede guiar la evaluación de prácticas pedagógicas 
  • Puede evitar la generalización de enfoques pedagógicos que aún no han sido probados
  • Representa una oportunidad para el desarrollo profesional, individual y colectivo. 

¿Cómo lograrlo?

Los autores del documento señalan que es necesario experimentar en educación. Pero este término no es simplemente “probar” algo. Experimentar en educación implica investigar y ello implica actuar para probar una hipótesis o determinar si un método es eficaz o no. Para lograrlo, se hace necesaria la colaboración entre docentes e investigadores, apoyarse en los conocimientos de ambos profesionales, planificar un estudio para que las conclusiones sean claras, libres de prejuicios y ambigüedades. Es decir, involucrar a los docentes en el proceso de investigación científica.  Al revisar los antecedentes en el campo de la medicina, vemos que no es proceso sencillo. Es, más bien, un camino largo y complejo. Sin embargo, ya hay iniciativas en países hispanohablantes que están avanzando mucho en este tema.

La investigación traslacional es esencialmente colaborativa y multidisciplinar.  Es fundamental la colaboración entre educadores e investigadores. Por ejemplo, las observaciones de campo por parte de los maestros puede ser un buen punto de partida. Aunque primero se necesitará capacitarlos, y crear instrumentos estructurados. Y por el lado de los investigadores, se requiere que tengan mayor conocimiento del entorno educativo, de los programas, de los objetivos que se persiguen en educación. 

¿Por qué resulta útil una educación basada en la investigación?

Existen muchos conceptos erróneos en el campo de la educación que provienen de un mal encuentro entre la ciencia y la educación. Es importante que el profesorado comprenda cómo funciona la investigación, que sea capaz de distinguir entre una investigación rigurosa o simplemente una moda. Una educación basada en la investigación ayudará a tomar decisiones acertadas y diseñar políticas educativas más eficaces. A menudo, la investigación y la práctica educativa hablan lenguajes diferentes. El primero puede resultar muy riguroso pero, a la vez, puede ignorar la realidad de un aula. Mientras que, el profesorado puede desconocer algunos avances de la investigación por falta de formación adecuada. Pero no solo es tarea de los docentes, sino también es necesario que los investigadores se conecten con las necesidades del aula.

Si la medicina lo ha logrado, entonces no queremos menos para la educación.

Fuente:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s